Cochabamba. Con una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia advirtió el presidente Evo Morales en caso de que los países desarrollados no consideren las conclusiones de la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, que se realizó en su país y convocó a representantes de más de 129 países.

El mandatario explicó que una comisión intercontinental, integrada por participantes de la cumbre, entregará las conclusiones a Naciones Unidas para que sean discutidas en la próxima cumbre climática que se realizará en Cancún.

“Si es que en México, los estados y los gobiernos, especialmente los países desarrollados no toman una decisión tomando en cuenta las conclusiones de este evento internacional, inmediatamente esta Comisión debería empezar una demanda ante la Corte Internacional de Justicia”, afirmó el mandatario.

Y agregó que “Si los gobiernos, los estados no escuchan a los pueblos igual van a iniciar una revolución, no es un chantaje”, informó Los Tiempos.

Las conclusiones. La cumbre identificó al capitalismo como el principal responsable de los daños a la Tierra, argumento que fue resaltado tanto por el mandatario boliviano, así como por su par venezolano, Hugo Chávez, y las distintas mesas que se constituyeron para ordenar el debate.

Las mesas de trabajo armonía con la naturaleza y causas estructurales del cambio climático propusieron sustituir al capitalismo por un “modelo comunitario”, aunque no explicaron en qué debiera consistir el nuevo modelo.

La Mesa 18 que analizó los conflictos socioambientales, emplazó al gobierno a la suspensión de toda actividad o proyectos extractivos que afectan a los pueblos indígenas del país, y propuso cambiar el modelo de desarrollo que privilegia las exportaciones de materia primeras y avanzar en la construcción de alternativas que estén en función de los intereses de los pueblos.