El presidente boliviano Evo Morales y su par de Rusia, Vladimir Putin, hablarán del tren bioceánico en la reunión que tienen prevista para este 13 y 14 de junio en el Kremlin, reveló el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros.

“Hace un par de meses nos visitó el embajador de Rusia para conocer un poco más del proyecto y ahora nos informaron de que van a tocar el tema en ocasión de la reunión y visita que tiene el presidente (Morales) en Rusia sobre este proyecto”, dijo en una entrevista con la radioemisora estatal Patria Nueva.

Así, otro país europeo se sumará al megaproyecto que buscar unir los puertos de Santos, en Brasil, e Ilo, en Perú, a través de territorio boliviano. Suiza, Alemania, el Reino Unido y España ya han suscrito documentos para ese fin.

En medio de críticas por el periplo que coincide con la inauguración del mundial de fútbol, Morales habían anunciado que suscribirá acuerdos por unos US$1.000 millones para el sector de los hidrocarburos y un convenio para modernizar las Fuerzas Armadas.

Bolivia ya está ejecutando el tren bioceánico en la ruta Montero - Bulo que suman 150 kilómetros. Si bien es una línea férrea que servirá para trasportar la urea de la planta de fertilizantes de Bulo Bulo, es parte del proyecto que “entregamos el próximo año en el mes de abril”, reveló.

Brasil, Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay son socios del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI), pero Claros consideró que Argentina “tarde o temprano se va sumar”.

Bolivia y Perú acuerdan hacer de Ilo un puerto de conexión estratégico bilateral

En tanto, se alista una cita de ministro de transporte de las cinco naciones para este 15 de junio en Lima, Perú, donde se consolidará el reglamento interno del Grupo Operativo Bioceánico, “es decir el marco legal administrativo en el cual nos vamos a mover”, destacó Claros.

Asimismo, se prevé designar a los representantes de los países miembros en ese grupo y definir el plan de acción con tareas como las preinversiones y los estudios a diseño final que Morales quiere que se concluya hasta fin de año.

“Ojalá  que sí lo podamos hacer, dependiendo de la complejidad y la magnitud” del proyecto, apuntó Claros.

Bolivia ya está ejecutando el tren bioceánico en la ruta Montero - Bulo que suman 150 kilómetros. Si bien es una línea férrea que servirá para trasportar la urea de la planta de fertilizantes de Bulo Bulo, es parte del proyecto que “entregamos el próximo año en el mes de abril”, reveló.

“El resto de la construcción nueva va a ser trabajada este año en una preinversión que esperamos concluir el próximo año y poder arrancar también la inversión”, indicó Claros.