La Paz. El presidente boliviano, Evo Morales, garantizó una inversión de US$450 millones para el proyecto del tren eléctrico en la ciudad de Cochabamba.

"Está proyectado que se invite a empresas para construir e instalar este tren eléctrico desde regiones suburbanas de Sipe Sipe hasta Siñata (...) necesitamos tres años para la instalación del tren", explicó Morales en conferencia de prensa en la ciudad de Cochabamba, a unos 370 kilómetros al sureste de La Paz.

Morales aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a los alcaldes a respaldar el proyecto y colaborar en lo que esté a su alcance, ya que recordó que en la ciudad de La Paz se tuvo una mala experiencia con la construcción del teleférico.

Lamentó que en La Paz el ex alcalde Luis Revilla no ayudó más bien perjudicó, "ese es el problema de alcaldes de oposición, que no quieren trabajar", criticó.

Indicó que los alcaldes pueden garantizar los terrenos para ubicar las estaciones, a través de las expropiaciones, cuyo presupuesto se encuentra incluido en el monto global que el gobierno nacional financiará, como también socializar la obra con los vecinos.

Por su parte, el viceministro de Transportes, Ariel Willy Cortés, dijo en La Paz que recibió la instrucción de iniciar cuanto antes los trámites para invitar y lanzar la convocatoria pública para las empresas interesadas en el proyecto del tren eléctrico.

El tren eléctrico proyectado para Cochabamba tendrá una extensión de 45 kilómetros, más de 20 estaciones y estará asentado sobre siete puentes en el área de la laguna Alalay, según Cortés.