El presidente Evo Morales cerró en Palacio de Gobierno el homenaje póstumo al presidente de la estatal YPFB Carlos Villegas destacando su integridad y honradez, como con la decisión de poner el nombre del intelectual y académico a la Planta Separadora de Líquidos ‘Gran Chaco’. Cientos de personas acompañaron el cortejo fúnebre.

Los restos de Villegas, quien perdió la vida el sábado en Chile, fueron trasladados hasta Palacio de Gobierno, donde desde este lunes se le rindió homenajes póstumos por parte de autoridades, dirigentes sindicales, personalidades, legisladores, entre otros. Cientos de personas esperaban en la plaza Murillo para acompañar a Villegas hasta su última morada, tras la misa de cuerpo presente.

Morales destacó los principios y la honradez de quien fue uno de sus estrechos colaborados desde 2005. “Hombre honesto, honesto, nos deja una gran lección en temas de honestidad y capacidad profesional... He notado que nunca pensó en la riqueza”, afirmó y anunció de la decisión de poner su nombre a la Planta Separadora de Líquidos ‘Gran Chaco’.

Perdió la vida este sábado en una clínica de Santiago de Chile debido a un cáncer de esófago. Ese día el gobierno decretó duelo nacional de 72 horas (hasta mañana), sin suspensión de actividades. Nació en Villazón, Potosí, el 31 de julio de 1948. Fue licenciado en Economía de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), ocupó varios cargos en el Ejecutivo.

Morales, junto al vicepresidente Álvaro García y otras autoridades, levantaron y trasladaron el féretro desde el hall de Palacio hasta el carro fúnebre, que recorrió varias calles del centro paceño acompañado por decenas de personas. Sus restos fueron llevados hasta el edificio de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para luego ser trasladado hasta el cementerio Jardín.

“El mejor homenaje es continuar con la industrialización de los hidrocarburos”, expresó el mandatario, mientras que la familia agradeció el homenaje.