Nueva York. Morgan Stanley dejó pasmado al mercado este miércoles al reportar una pérdida trimestral, lo que sugiere que el banco está perdiendo el terreno que tanto le costó ganar frente a Goldman Sachs en la batalla por la supremacía en Wall Street.

La firma perdió US$91 millones en el tercer trimestre por débiles volúmenes. El dato llega un día después de que Goldman excediera las expectativas de Wall Street con una utilidad de US$1.900 millones.

"Morgan es una oruga en evolución. O se transformará en una hermosa mariposa o será comido por un petirrojo", dijo Brad Hintz, analista de Sanford C. Bernstein.

"Se podría mirar más allá y decir que me va a gustar más el futuro de Morgan de lo que me va a gustar el de Goldman, pero aun así se tendrá un período que será muy difícil para la acción", agregó.

Morgan Stanley ha estado intentando ponerse a la par de su archirrival desde la crisis financiera.

Pero mientras en el 2009 Goldman aprovechó oportunidades de operaciones para reportar una utilidad anual récord, Morgan Stanley, que había reducido el riesgo, reportó una pérdida.

Los principales bancos de inversión han ido en direcciones diferentes desde la crisis financiera.

Morgan Stanley se ocupó de reequilibrar su negocio para incluir a la mayor correduría minorista, mientras que Goldman se apegó a sus raíces bancarias y de operaciones.

Analistas dicen que a Morgan Stanley aún le queda trabajo por hacer en esa transición y que nunca superará a Goldman en las operaciones tradicionales.

"Morgan Stanley ha realizado un trabajo adecuado en estos terribles mercados (...) Pero cuando se compite contra Goldman Sachs y se da un contraste, la mayoría de las veces se va a ver mal, y esta es una de esas veces", dijo Mike Holland, fundador de Holland & Co en Nueva York, que supervisa más de US$4.000 millones en activos.

Resultado. Morgan Stanley reportó una ganancia por acción en las operaciones continuas de US$0,05, desde los US$0,50 del 2009.

En promedio, analistas esperaban una utilidad de US$0,15 por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

No se pudo determinar inmediatamente si la cifra se comparaba con la de US$0,05 que reportó el banco.

Los ingresos por el negocio de renta fija y por operaciones fueron de US$846 millones, un 57% menos que en el mismo plazo del 2009.

El banco reportó una pérdida neta aplicable a los accionistas de US$91 millones, frente a la utilidad de US$498 millones del 2009.

Morgan Stanley dijo que sus resultados reflejaban la amortización de US$229 millones relativos a Revel Entertainment Group, un complicado proyecto de casino y hotel en Atlantic City, New Jersey.

Su negocio global de administración de riqueza no ofreció mucho alivio, dado que reportó ingresos netos de US$3.100 millones, un alza de sólo un 1% con respecto al 2009.

Morgan Stanley dijo que los niveles más bajos de actividad de clientes influyeron sobre los resultados de correduría minorista.