Lima. El índice de morosidad de los bancos en Perú se redujo levemente en febrero, a un 1,53%, en el marco de un robusto crecimiento económico local.

El índice, calculado como la participación de la cartera atrasada en relación al total de colocaciones, es menor que el 1,55% de morosidad de enero y que el 1,67% de febrero del año pasado.

La asociación bancaria (Asbanc) dijo en un comunicado que la disminución se produjo debido al mejor comportamiento de pago de los clientes y a las adecuadas políticas de otorgamiento de créditos, en un marco de crecimiento económico.

Perú registró su menor nivel de morosidad en septiembre y octubre del 2008 -de un 1,19%, antes de que el país comenzara a sentir los efectos de la crisis financiera global.

En el sistema financiero peruano operan 15 bancos privados, liderados por Banco de Crédito, BBVA Banco Continental, Scotiabank Perú, e Interbank.

La solidez del sistema financiero es atractivo para nuevas empresas financieras extranjeras que buscan ingresar al país andino, como el banco chino ICBC -el mayor banco del mundo por valor de mercado-, que pidió permiso al regulador local para abrir una subsidiaria en el país.

Esta semana, la firma chilena Cencosud recibió la autorización del regulador local para organizar en el país una empresa bancaria llamada "Banco Cencosud".

La morosidad bancaria en Perú cerró el año pasado con un índice del 1,49%, su menor nivel en 20 meses y por debajo de varios países como Chile, Colombia y Brasil, según Asbanc, gracias a la buena salud del sector y el repunte de la economía local.

Perú creció un 8,78% en el 2010, impulsado por una vigorosa demanda interna que relegó a un segundo plano a su principal motor: la minera.