Bogotá.- La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) de Colombia informó que impuso una multa por más de $6.600 millones a Movistar, ETB, Claro y a Tigo-Une. La entidad justificó la sanción por las “graves deficiencias en la prestación del servicio de Internet Banda Ancha (hogar) relacionado con la velocidad efectivamente entregada a los consumidores y la falta de información al momento de la contratación y utilización el servicio”.

Frente a la decisión, Movistar y ETB informaron recientemente que interpondrán “recursos correspondientes” una vez sean notificados formalmente por la Superintendencia de Industria y Comercio sobre la sanción.

Desde este jueves Tigo-Une también se había pronunciado: “Respecto a la sanción impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), Tigo-Une se permite informar que: Respeta las decisiones de los organismos de control del país. Sin embargo, la Compañía presentará un recurso de reposición y apelación contra la sanción impuesta, toda vez que no está de acuerdo con la misma".

De esta manera, solo falta Claro por pronunciarse sobre la multa que impacta a los principales operadores del país. Una multa que está fundamentada en una investigación realizada con mediciones técnicas en las principales ciudades del país sobre la prestación del servicio de Internet Banda Ancha

La Superintendencia de Industria y Comercio comprobó que los usuarios solo disfrutaban, en algunos casos, de la mitad de la velocidad de navegación ofrecida si se conectaban a través de la red WiFi.

“Es decir, si un usuario tenía contratado un plan de 20 megabytes por segundo, en realidad podría solo recibir 10 megabytes por segundo cuando utilizaba el servicio conectado a través de WiFi, mientras que si se conectaban con cable tradicional a Internet Hogar sí recibían el servicio completo ofrecido”, explicó la SIC en su investigación.