Ricardo Klempau, gerente general de la suiza Mediterranean Shipping Company (MSC), aseguró que no existe una sobreoferta de contenedores en el mercado, pese al cierre de la fábrica de Maersk en San Antonio.

La sobreoferta fue una de las razones que argumentó la empresa de contenedores Maersk para cerrar su fábrica de contenedores en San Antonio.

Sin embargo, según El Mercurio, el ejecutivo de la segunda mayor naviera del mundo expresó que no existe una sobreoferta, pero que podría considerarse otra dificultad.

“Creo que hablar de sobreoferta sería un poco pretencioso. Chile es un país importador, no es fácil manejar la logística para posicionar los contenedores aquí y luego sacarlos con carga”, aseveró Klempau.

El gerente dijo además que uno de los puntos a mejorar en Chile tiene que ver con las condiciones para los cierres de los puertos.

El gerente manifestó que su empresa llevaría a cabo la construcción de dos depósitos de contenedores en San Antonio y Valparaíso. El ejecutivo afirmó que no se puede decir que la industria esté boyante, pero que en la región se ve una tendencia positiva.

“Personalmente separaría lo que ocurrió con la planta de Maerskrespecto de lo que pasa en el rubro naviero. (…) En esta región se ve una tendencia positiva, con nuevos proyectos y mejores precios en los commodities que exportamos. Sentimos que el consumo está repuntando y eso para nosotros es positivo”, afirmó Klempau.

El gerente dijo además que uno de los puntos a mejorar en Chile tiene que ver con las condiciones para los cierres de los puertos, pues actualmente estos son imprevisibles porque son determinados arbitrariamente por las autoridades.