París. El multimillonario presidente del grupo de bebidas y licores Pernod-Ricard, Patrick Ricard, falleció a los 67 años después de tres décadas al frente del que hoy es el segundo grupo de este ramo en el mundo.

Ese emporio, fundado en 1932 por su padre, Paul Ricard, confirmó que el deceso de Patrick Ricard se produjo en el hospital de Sainte-Anne de Toulon, en el sur de Francia, tras haber sufrido un fallo cardiaco en la cercana isla de Bendor, propiedad de su familia en la Costa Azul francesa.

A través de un comunicado, la patronal francesa lamentó la pérdida de un industrial que supo “diversificarse e internacionalizar el grupo, sin desviarse nunca de su visión”, que pasaba por “elevar la gama de sus marcas”.

Patrick Ricard (1945-2012) dio sus primeros pasos en el grupo de licores en 1967, tras haber estudiado comercio en Francia, Alemania y Estados Unidos, para convertirse en 1972 en director general, tres años antes de su fusión con su gran rival Pernaud.

El grupo es propietario de conocidas marcas de licores como el vodka Absolute, la ginebra Beefeater, el tequila Viuda de Romero, el whisky Ballantines y el ron Havana Club.

También forman parte de la carta de Pernod-Ricard los vinos españoles Campo Viejo, Siglo y Viña Alcorta, así como los argentinos Balbi o Santa Silva, entre otras muchas referencias.