Muhammad Yunus, más conocido como el ´banquero de los pobres` instó este lunes al empresariado peruano a invertir en lo que él denomina ´negocios sociales`, que tienen como fin reducir la pobreza y no un afán lucrativo.

El economista, considerado como el fundador del sistema de microcréditos y premio Nobel de la paz en 2006, llegó a Perú para reunirse con empresarios, políticos y diplomáticos, a raíz de la invitación cursada por el Centro Global para el Desarrollo y la Democracia que dirige el ex presidente Alejandro Toledo.

El banquero explicó que, una vez implantado el microcrédito con éxito en su país (donde hay 8,3 millones de prestatarios, casi todos ellos mujeres), el Grameen Bank que él dirige y fundó, se ha expandido a muchos países, incluso en lugares como Nueva York, donde tiene a 4.000 prestatarias, también mujeres, en los barrios pobres de la ciudad, según El Comercio.

Para Yunus, los negocios sociales son aquellos que se enfocan a mejorar los problemas de la gente, más que en generar dinero.

Los ejemplos de este tipo de proyectos en Bangladesh son: la instalación de paneles solares en aldeas que no cuentan con electricidad (y hoy se venden 1.000 paneles al día), la potabilización del agua y la fabricación de unas zapatillas deportivas a menos de un euro (US$1,3) para atajar la transmisión de enfermedades comunes entre los niños descalzos, según publica el mismo medio.

En los tres casos, importantes empresas occidentales se han aliado con el Grameen para ofrecer estos productos y servicios que nunca son totalmente gratuitos, sino a precios muy bajos.

“Me gustaría crear “joint-ventures” con empresarios peruanos para resolver los problemas que vemos a nuestro alrededor, es una experiencia emocionante”, dijo Yunus a los empresarios reunidos en un hotel de Lima.