Pasar al contenido principal
La denuncia que acusa a Cencosud de quitarle espacio a un hospital en Chile
Viernes, Septiembre 3, 2021 - 16:09

Obras de mitigación vial del holding dejarían con 80% menos de camas críticas a uno de los principales centros de salud para atención de enfermos por COVID-19 en la capital, según la presidenta del gremio médico chileno. Autoridades han respaldado a la firma de retail, que asegura que está obligada a realizarlas para mitigar la congestión de la zona.

El jueves 2 de septiembre el holding de la familia Paulmann publicó sus resultados del segundo trimestre, en los que destacan un revenue de US$14.074 millones y un EBITDA de US$ 1.640 millones.

Pero ni eso, ni la presentación de una Oferta Pública Inicial (IPO) de su unidad en Brasil, han sido tan comentados en su natal Chile como el conflicto que a mediados de semana surgió por las obras viales que la firma realiza en Santiago y que, de acuerdo con el colegio médico local, enfrenta al retailer con la posibilidad de mermar camas de atención a enfermos de COVID-19.

La polémica surgió cuando el miércoles, Izquia Siches, presidenta del Colegio Médico de Chile (Colmed), denunció por prensa que la construcción de estacionamientos para el mall Costanera, de Cencosud, quitaría más de la mitad de las denominadas ‘camas críticas’ o de la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) del vecino hospital Metropolitano, que fue hasta hace unos años el Hospital Militar de Santiago.

Este recinto atiende a personas provenientes de tres populosas comunas del sector sur oriente de la capital chilena y lleva en funcionamiento 1 año y 4 meses como un centro de salud especial para recibir enfermos por COVID-19.

“Llevamos hasta hoy 2.592 pacientes egresados satisfactoriamente, lo que nos llena de orgullo”, indica en su web el hospital.

El Colegio Médico aseguró que "los estacionamientos van a tener un tremendo impacto en el Hospital Metropolitano".

De acuerdo con la dirigente gremial, Siches, estas obras "disminuirán progresivamente" durante el mes de septiembre la capacidad total de camas, pasando de 240 a 107, lo que reduce la cantidad de camas críticas en un 80%, bajando de 122 camas UCI a solo 24.

Efectivamente, en un comunicado en su web, el hospital coincide en las cifras dadas por el Colegio Médico, pero también destaca que “en forma global, seguiremos funcionando con un 44% de nuestra capacidad”. 

A mitad de semana, la entidad dio a conocer el plan de mitigación de las obras realizadas por Cencosud con la construcción del edificio Costanera Center.

Este plan, dice en su comunicación a los medios, fue trazado hace 12 años e incluye intervenir accesos, construcción de estacionamientos subterráneos y salida de vehículos desde el mall hacia la calle donde se ubica el centro de salud.

 

Lea también:  Cencosud 2021: crónica de una sucesión anunciada.

 

“Como hospital debemos velar por la seguridad de nuestros(as) pacientes y funcionarios(as), protegiéndolos(as) de la polución que esto conlleva. Para ello, tenemos que implementar a la brevedad medidas locales de mitigación, como por ejemplo el sellado de ventanas, reducción del número de pacientes, reasignación de funciones del personal, etc., con el fin de disminuir al máximo el riesgo de infecciones asociadas a la atención de salud mientras estas obras estén en proceso”, concluye el comunicado del hospital.

La autoridad vial de Santiago, también emitió una declaración de prensa, indicando que "la aprobación de este plan genera, en definitiva, intervenciones solamente en la calzada y que involucran desvíos de tránsito y algún tipo de señalización, reprogramación de semáforos y otras medidas parecidas".

OBRAS "OBLIGADAS"

Por su parte, el holding Cencosud aseguró que está "obligado" a iniciar las obras cerca del Hospital Metropolitano.

"Respecto de las medidas específicas adoptadas por el recinto hospitalario, Cencosud no ha tenido injerencia alguna", señalaron desde la firma en un comunicado público difundido por redes sociales.

Contactado por AméricaEconomía, el holding se remitió a su declaración pública.

En ella, aclararon también que los trabajos no implican la construcción de nuevos estacionamientos para el centro comercial, sino que serían obras viales de mitigación que apuntan a "aminorar la congestión vehicular del sector".

En su defensa, la firma fue más allá y aseveró por la prensa que está "obligada" a iniciar las obras de mitigación vial asociadas al edificio Costanera Center, con una duración estimada de cinco meses.

"Cencosud está obligado a iniciar ciertas obras de mitigación viales en calle Holanda, entre nueva Providencia y Vitacura", aseguró el holding.

Asimismo, la empresa descartó tener injerencias en las medidas adoptadas por el hospital: "En consideración a la situación sanitaria que vive el país, desde el mes de octubre de 2020 Cencosud ha estado en contacto con la Dirección del Hospital Metropolitano, la cual realizó una serie de requerimientos que fueron acogidos por la compañía. Sin embargo, respecto de las medidas específicas adoptadas por el Hospital, Cencosud no ha tenido injerencia alguna ni tomó conocimiento previo de las mismas".

"En atención a lo anterior, Cencosud se mantiene disponible para seguir colaborando con las autoridades competentes", cierra el texto.

 

 

POSIBLES EFECTOS

Estacionamientos o no estacionamientos, lo claro es que una externalidad negativa de dichas obras significará que el Hospital Metropolitano opere a menos de la mitad de su capacidad durante el período de realización.

El recinto fue habilitado en mayo de 2020 como respuesta a la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, a fin de recibir y dar tratamiento a los pacientes con COVID-19 activo.

Actualmente el hospital está utilizando sólo el 50% de su capacidad total de camas, “y en caso de que exista un aumento en la demanda el recinto volverá a utilizar su cantidad habitual y todas las unidades críticas necesarias para atender a los usuarios", garantizó la dirección de hospital.

La buena noticia es que en Chile, a nivel nacional, los pacientes COVID representan sólo el 27% de las camas críticas utilizadas.

Las cifras entregadas este viernes por la máxima autoridad sanitaria chilena dan cuenta de esa baja respecto de anteriores meses: 3.000 casos activos, con 504 casos este viernes, de los cuales 321 presentan síntomas clínicos. Para la semana, en tanto, se contabilizan 616 personas en UCI y 465 conectados a ventilación mecánica.

El número de muertes ha bajado de casi 200 en promedio al día durante el mes de julio a 46 el día jueves 2 de septiembre, lo que deja la cifra total de fallecidos en Chile por COVID-19 en 37.04 casos.

La entidad que supervisa los centros de salud en Chile, el Servicio de Salud Metropolitano Occidente desdramatizó ante el medio Radio Cooperativa la denuncia del Colegio Médico, apuntando a que con las bajas cifras del COVID se ha ido "descomplejizando progresivamente la capacidad total de camas críticas", pero en caso de que sea necesario, el centro asistencial retomará su "capacidad habitual".

En su comunicado, del miércoles 31, además precisa que en todo el mundo y constantemente se desarrollan obras junto a hospitales, “por lo que existen protocolos que estamos implementando en el Hospital Metropolitano para compatibilizar la actividad asistencial con el desarrollo de obras que son un aporte al progreso de la ciudad”, dice el texto.

Junto con destacar que la reducción de camas no impactará la actividad quirúrgica, ya que el establecimiento no atiende este tipo de patologías, el servicio explicó además que “en cuanto a la dotación de personal, esta se mantendrá inalterada, independientemente del porcentaje de ocupación de camas totales, dada su importancia para cubrir la actual y futura demanda asistencial”.

Este mes, sin embargo, el país ha levantado la mayoría de las restricciones al COVID, luego de que la positividad bajara. Se esperan grandes afluencias de público en torno al fin de semana del 17, 18 y 19 de septiembre, la fecha en que Chile celebra su independencia, y que generalmente convoca a millones de personas en fiestas al aire libre, viajando a ver familiares o a unas breves vacaciones en las playas cercanas.

En tanto, la polémica en el mall emblema del holding de Horst Paulmann continúa, más allá de los estacionamientos.

El jueves también fue objeto de protestas de parte de trabajadores del centro comercial Costanera Center, quienes reclamaban a ampliación del horario de atención pública, más allá de las 7:00 PM, debido a que en Chile se han levantado la mayoría de las medidas de restricción de funcionamiento a establecimientos públicos y se ha trasladado la hora del toque de queda desde las 10 PM hasta la medianoche.

Concretamente, las quejas de los protestantes indicaban que cerrar más tarde atentaba contra la calidad de vida y hasta la seguridad personal del staff ya que, al salir después de esa hora, los trabajadores corren mayor peligro de ser asaltados en las inmediaciones del mall.

AméricaEconomía contactó al Colegio Médico de Chile, entidad que se excusó de participar por encontrarse en una actividad gremial de dos días. En tanto que el servicio de salud Occidente se mantuvo en sus declaraciones iniciales.

Países

Autores

Gwendolyn Ledger