El Banco Popular español fue vendido en junio de 2017 al Santander por la módica cifra de un euro, lo que implicó pérdidas del 100% para sus accionistas, entre ellos Andrónico Luksic.

Sin embargo, el empresario chileno no pierde la esperanza de recuperar, aunque sea, una parte de los 95 millones de euros que invirtió.

A través de la sociedad Aeris Invest -y mediante una carta dirigida a Ana Botín, presidenta de la entidad bancaria en España- Luksic solicitó el valor de su inversión más los intereses, lo que en total ascendería a 113 millones de euros.

Según consignó La Vanguardia, “si no se paga el importe requerido ni se ofrece una solución alternativa satisfactoria”, la parte reclamante iniciará las “acciones civiles y de toda índole” que correspondan.

La familia Luksic poseía el 3% de las acciones en el Banco Popular.

“No siempre se gana”. La familia Luksic poseía el 3% de las acciones en el Banco Popular.

Tras la operación efectuada por Santander todos los accionistas y los titulares de bonos contingentes convertibles y subordinados, perdieron totalmente su inversión. Para el empresario chileno aquello implicó una pérdida de al menos 70 mil millones de pesos.

En esa oportunidad, Andrónico Luksic dijo -a través de su cuenta de Twitter- que lamentablemente “no siempre se gana” y que “las inversiones tienen riesgos”.

Paralelamente, adelantó lo que está ocurriendo en estos momentos: una apelación con el fin de recuperar sus activos.