La multinacional brasileña dedicada a la fabricación de tubos, conexiones y accesorios, Tigre, inauguró una planta nueva en Perú, por la cual ejecutará una inversión de US$30 millones , según informó la propia trasnacional.

Precisó que el inmueble tiene una extensión de 80.000 metros cuadrados y se ubica en el distrito de Lurín. Dicha planta es la más moderna fuera de Brasil.

"Aprovechando el momento favorable de la economía peruana y el crecimiento del sector de la construcción civil en el país, la planta de Perú tiene el objetivo de doblar la capacidad de tubos, conexiones y accesorios", afirmó el presidente de Tigre, Otto von Sothen.

Detalló que la unidad, funcionando al 100%, podrá producir anualmente alrededor de 45.000 toneladas.

"Perú tiene gran importancia para nuestro negocio, por las oportunidades que reserva para las compañías del sector de la construcción civil y por el escenario económico en crecimiento. Apostamos mucho en el éxito de esta operación", aseveró.