Bogotá. La multinacional estadounidense de frutas y hortalizas Dole anunció que abrirá en noviembre próximo una planta para surtir el mercado colombiano de productos mínimamente procesados en la que invirtió US$28 millones.

En un comunicado, la empresa explicó que la planta estará en la localidad de Madrid, situada 33,1 kilómetros al oeste de Bogotá, donde además adquirió 152 hectáreas cultivables para producir las verduras, hortalizas y tubérculos que proveerá en Colombia.

La planta, de 8.500 metros cuadrados y que generará 450 puestos de trabajo, está dotada de equipos europeos de última tecnología para el procesamiento de los productos que no necesitan lavarse y están listos para consumir.

A partir de noviembre de 2014, Dole empezará a suplir las necesidades del mercado colombiano con el respaldo de la certificación HACCP, normativa internacional para la inocuidad alimentaria, y, según el comunicado, proyecta a corto plazo certificarse con la norma ISO 22000:2005.

Dole estará presente inicialmente en los canales de distribución al detal e institucional, que representan el 80% del mercado de vegetales procesados y en fresco, con lo que pasaría a ser líder de ese segmento en Colombia.

Para alcanzar esta meta, la compañía anunció una inversión aproximada de US$500.000 en neveras propias y en una campaña de comunicación para posicionar la marca