Quito. La multinacional Linde (antigua AGA) concretó una inversión de dos años por US$50 millones en Ecuador e inauguró una planta de oxígeno en el mismo sitio donde la empresa Novacero reprocesa la chatarra metálica.

Novacero produce varillas para construcción y en el proceso requiere oxígeno. Esta producción está enmarcada en un propósito gubernamental de cambiar la matriz productiva de primaria exportadora a una producción de valor agregado y conocimiento.

El oxígeno ayuda a la transformación de la chatarra en palanquilla de acero, que posteriormente se convertirá en varrilla de construcción.

Linde viene colaborando en el sector metalmecánico e impulsa el mejoramiento de la tecnología y calidad en esta industria. Con esta nueva inversión se busca dejar de importar un considerable volumen de oxígeno y producirlo localmente, contribuyendo de esta forma a la balanza comercial del Ecuador.

Esta compañía es parte del grupo alemán con presencia en 100 países que dirige el negocio de gases industriales en el mundo.