Brasilia. Casi un 41% de las obras planificadas por el gobierno brasileño para la Copa del Mundo del 2014 siguen en el papel, pero autoridades aseguraron este miércoles que todas, desde estadios hasta restauraciones de puertos y aeropuertos, estarán listas a tiempo para el evento.

En una presentación sobre el avance de los preparativos, funcionarios dijeron que los 12 estadios tienen obras en curso y están dentro del cronograma, a pesar de que sólo cinco han superado el 50% de los trabajos.

Los retrasos están concentrados en la parte de infraestructura, que siempre fue el punto de mayor preocupación de la FIFA respecto a la preparación de Brasil para el Mundial.

Del total de 101 proyectos listados como obras gubernamentales para la Copa, 41 ni siquiera han comenzado su ejecución. De éstos, 15 aún están en fase de elaboración de proyecto: siete en el sector de aeropuertos, siete de transporte urbano y uno de puertos.

Otras 17 obras están en fase de licitación, mientras que nueve ya fueron licitadas y esperan el inicio de faenas. Cinco emprendimientos ya fueron concluidos en los terminales aéreos en Cuiabá, Porto Alegre, Sao Paulo (Garulhos) y Campinas, además una obra en la pista en Garulhos.

"No sé por qué (existe) ese prejuicio con las obras en papel", dijo el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, encargado de presentar el balance junto a los ministros de Planificación, Miriam Belchior; de Ciudades, Aguinaldo Ribeiro; de la Secretaría Especial de Aviación Civil, Wagner Bittencourt; y de la Secretaría de Puertos, Leônidas Cristino.

"El hecho de que todavía estén en papel no significa un retraso propiamente tal. Tenemos ese conjunto de obras porque sabemos que Brasil, por la complejidad de su estructura democrática e institucional (...) tiene que someterse a exigencias legales mucho más duras", agregó.

El balance del gobierno reafirma que las obras de los seis estadios seleccionados para la Copa Confederaciones del 2013 en Fortaleza, Salvador, Belo Horizonte, Brasilia, Río de Janeiro y Recife estarán listos dentro del plazo.

La FIFA afirmó el martes que las seis ciudades fueron confirmadas como sedes del torneo que sirve como un evento previo del Mundial, pero que estarán bajo evaluación hasta noviembre, dependiendo de la marcha de sus obras.

La inversión del gobierno en infraestructura de transporte y estadios para la Copa del Mundo suma 27.000 millones de reales (US$13.180 millones), de los cuales 6.800 millones de reales son para estadios, 12.000 millones de reales para transporte urbano, 7.400 millones de reales para aeropuertos y 900.000 reales para puertos.