El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, expresó la voluntad de la comuna de cumplir con todos los procedimientos que establecen las leyes para ejecutar las obras del paso a desnivel en la Av. 28 de Julio.

Sin embargo, insistió que no se requiere el visto bueno del Ejecutivo para la ejecución de dicha obra, debido a que se está utilizando un fideicomiso privado y no se ha realizado cambio alguno al contrato de concesión suscrito con la firma Lamsac.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, sostuvo que toda adenda de un contrato suscrito por una entidad pública debe ser autorizada por dicho portafolio.

"Al ministro (Alonso Segura) le digo que este tema lo he estado viendo ya con su gente, hemos tenido una reunión el viernes (10 de abril) en la tarde. Lo importante es que tenemos una vocación de cumplir con todos los procedimientos, y también espero que el MEF sea eficiente y resuelva esto muy rápido", declaró Castañeda a la prensa, al ser consultado sobre la referida obra vial.

Recordó que en aquella reunión con representantes del MEF para exponer el estado de los proyectos de construcción de tres pasos a desnivel y una alameda en la avenida 28 de Julio, así como del nuevo puente Bella Unión.

Manifestó que también se está trabajando coordinadamente con el MEF para culminar el expediente técnico y conseguir la viabilidad de las obras de construcción del nuevo puente Bella Unión y un viaducto adicional en la avenida Universitaria, que beneficiará a más de un millón de vecinos que se desplazan por esta vía y enfrentan actualmente un tránsito caótico por la falta de infraestructura.

La autoridad metropolitana añadió que su comuna viene cumpliendo con todas las disposiciones legales necesarias para sacar adelante sus obras a favor de la ciudad, y que incluso ya se ha remitido toda la documentación respectiva a la Contraloría General de la República para que realice las acciones que crea convenientes.

Destacó que se ha modificado el Plan Maestro del contrato de concesión con LAMSAC -que ejecuta la autopista "Línea Amarilla" entre el Callao y la Vía de Evitamiento e incluye un túnel por debajo del río Rímac- debido a que es necesario atender el déficit de infraestructura en la ciudad.

Al respecto, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, expresó su preocupación porque la cancelación del proyecto Río Verde a cambio de construir el paso a desnivel que conectará las avenidas Garcilaso de la Vega, Arequipa y Arenales.

Señaló que el proyecto Río Verde es un parque ecológico adyacente al río Rímac y tiene un enfoque social, pues construye espacios verdes para la ciudad y está concebido como un lugar de encuentro para los vecinos de Lima, especialmente para los adultos mayores.

Recordó que el proyecto despertó expectativas entre los pobladores de esa zona de la ciudad, porque serían reubicados en otra zona de Lima.

Población shipiba

Consultado sobre las demandas de la población shipiba asentada en Cantagallo, el alcalde Castañeda resaltó que ya se inició el diálogo con representantes de esta comunidad y se mostró confiado en lograr su reubicación. Adelantó que se coordina la implementación de un programa con el Ministerio de Vivienda e indicó que en el proceso de diálogo seguirá participando la teniente alcalde, Patricia Juárez.

Con respecto al proyecto Río Verde, Castañeda insistió en que tal iniciativa no existe puesto que no cuenta siquiera con expediente técnico, y criticó que se hallan gastado más de S/. 4.5 millones en pagar por estudios sin valor que además carecían de mayor detalle respecto a la viabilidad de esa iniciativa.

El alcalde de Lima declaró a la prensa, luego de inspeccionar las instalaciones del remodelado albergue municipal María del Rosario Aráoz Pinto, en el distrito de San Juan de Miraflores, donde se atiende a cientos de adultos mayores y menores de edad, en situación vulnerable.