Hong Kong/Pekín. El plan argentino de nacionalizar la petrolera local YPF, controlada por Repsol, ha frustrado el proyecto de la empresa china Sinopec de comprar la compañía sudamericana, dijeron algunas fuentes.

Según unas fuentes bancarias, la segunda petrolera de China mantuvo contactos con Repsol para comprar su participación del 57% en YPF.

En tanto, el sitio de internet caixin.com citó una fuente en el sentido de que Sinopec había alcanzado un acuerdo no vinculante para adquirir el control de YPF por US$15.000 millones.

Sin embargo, la intención de la presidenta Cristina Fernández de asumir el control de YPF, que ha enfurecido a España y provocado críticas internacionales, ha puesto punto y final a las esperanzas de la estatal Petrochemical Corp (Sinopec) de cerrar un acuerdo, añadió esta última fuente.

Los banqueros dijeron que el interés de Sinopec en YPF data de hace cinco años.

La información de caixin.com indicó que Sinopec estaba en conversaciones con Repsol sobre la compra de YPF a pesar de la amenaza de una nacionalización, y el Financial Times dijo que Repsol no había comunicado a Argentina que mantenía contactos con la empresa china.

Acerca de esta información, el portavoz de Sinopec, Huang Wensheng, dijo a última hora del martes, "no comentamos los rumores de mercado".

YPF se ha visto presionada por el gobierno de Fernández para que aumente su producción y las especulaciones sobre una expropiación han provocado un importante descenso del precio de la acción.

Caixin.com señala que Sinopec cree que los bloques de YPF en Argentina tienen un gran potencial de desarrollo y confía que pueda cumplir los requisitos del gobierno argentino de acelerar tanto el desarrollo como la producción.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, no quiso comentar el interés de Sinopec por YPF, aunque en una rueda de prensa el martes dijo que existía interés internacional por la compañía.