La compañía NAI, uno de los principales proveedores de servicios de bienes raíces comerciales en el mundo, estimó que Latinoamérica es una de las regiones más fértiles para la inversión inmobiliaria, gracias en parte a la estabilidad económica, incluso durante la recesión, que favorece los negocios.

Durante el Foro Internacional sobre Inversión Inmobiliaria organizado por NAI Global los expertos analizaron las tendencias y perspectivas de la industria alrededor del mundo, así como las oportunidades de inversión que ofrece Panamá, uno de los de los mercados de mayor desarrollo entre los países latinoamericanos.

El foro estuvo encabezado por el presidente & CEO de NAI Global, Jeffrey Finn, y el presidente de NAI Panamá, Frank Kardonski, así como ejecutivos de diferentes filiales de la compañía.

Con una perspectiva global, Jeffrey Finn señaló que pese a las secuelas de la crisis financiera, los mercados emergentes, en particular América Latina reforzaron su posicionamiento como mercados de inversión inmobiliaria, en contraste con los países desarrollados como Estados Unidos y Europa, que aún no se recuperan.

En ese contexto muchas empresas multinacionales buscan desarrollar más negocios y establecer sus operaciones en la región, debido a que “los mercados tradicionales se han convertido en mercados “híper-competitivos” con márgenes reducidos”, afirmó Finn.

Por su parte, Frank Kardonski habló sobre el mercado panameño donde la demanda de bienes raíces comerciales está asociada al crecimiento sostenido de la economía que podría superar el 7.5% en 2011, y los tratados de libre comercio firmados con países como Perú, Chile y Centroamérica.

Otros factores que según el ejecutivo benefician el negocio, son los incentivos que Panamá ofrece a la instalación de sedes de empresas multinacionales, lo que cada vez más atrae nuevas empresas al mercado.

NAI Panamá estima que en la actualidad existen unos 828,654 m2 de espacios para oficinas en Panamá con una ocupación del 96%, según el informe sobre el mercado inmobiliario para el trimestre del año 2011.

La compañía explicó que un aproximado del 40% de las oficinas está ubicado en el Centro Financiero de la capital panameña, con precios de venta promedio para locales en construcción de $2,300 por metro cuadrado.

“Todas estas oportunidades en el sector inmobiliario hacen necesario contar con empresas que presten servicios nacionales e internacionales de calidad y confiabilidad”, aseguró Kardonski.

NAI es uno de los proveedores de servicios inmobiliarios comerciales más grandes del mundo, con transacciones que superan los $45 mil millones anuales, maneja unos 28 millones de metros cuadrados de espacio comercial.

La compañía, cuenta con una red de más de 5.000 profesionales, a través de 350 oficinas en 55 países, de las cuales 30 están ubicadas en Latinoamérica.
Las oficinas de NAI Panamá se unieron a la red global a principios de 2010, pero ha trabajado por más de cuatro años en el mercado inmobiliario, especializándose en servicios comerciales.