Cada año, el negocio del contrabando mueve en Bolivia más de US$1.000 millones por año, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Óscar Calle, quien valoró las medidas legales que prepara el Gobierno contra ese delito.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, anunció recientemente que el gobierno prepara la aprobación de una ley de lucha contra el contrabando.

El presidente de la Comisión de Planificación de Política Económica de la Cámara de Diputados, Marcelo Elio, confirmó que se iniciará el análisis del proyecto de ley que modifica el Código Tributario y la Ley General de Aduanas, de acuerdo a La Razón

Para las autoridades, el contrabando mueve cada año US$800 millones y genera desempleo en las industrias legales.

La nueva norma prevé la confiscación de los bienes de los contrabandistas y el endurecimiento de las sanciones de privación de libertad en hasta 15 años para los funcionarios públicos que participen en este delito.

Los contrabandistas encontrados en flagrante comisión de este delito, además, serán detenidos preventivamente de forma inmediata y no podrán acceder a mecanismos de libertad como las medidas sustitutivas, señala el proyecto.

El delito del contrabando no sólo que es un castigo a la formalidad de las empresas, sino que se ha convertido en una verdadera mafia que ha abarcado grandes extensiones del país y que pone en riesgo, incluso, la integridad física de las autoridades que lo combaten”, afirmó.

Datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) señalan que el contrabando mueve anualmente US$800 millones y genera desempleo en las industrias legales.