Ciudad de México. Excélsior.com.mx. Muchas veces las grandes empresas enfrentan el desafío del envejecimiento de sus marcas. Conforme pasa el tiempo, los consumidores cambian y crecen junto con los productos, lo que antes era novedad, ahora ya no lo es.

Este es el desafío al que se enfrenta Nestlé, en especifico con Nescafé, la marca más importante para la empresa. Esta es una de las apuestas más ambiciosas de la empresa, acercarse al público más joven.

El lanzamiento de la campaña Revolución Nescafé, luego de 75 años en el mercado, la marca registra uno de sus cambios más notorios. Con una inversión de más de 120 millones de pesos (US$9,1 millones), se dará a conocer la nueva imagen de la marca, y se comenzará a comunicar con el público joven en el mundo digital.

Por primera vez, Nestlé destinará el 15% de su presupuesto a incrementar su presencia en medios digitales. Por medio de una alianza con Facebook en todo el mundo, se pretende generar una interacción más directa con los consumidores. La meta es incrementar en un 50% los 3 millones de fans con los que cuenta la marca en su Fan Page.

Además, durante este año se lanzará el primer despertador social, una aplicación que permitirá enviar mensajes entre amigos para despertar por la mañana.

El impulso a la cultura del café es importante, de acuerdo con la empresa, México tiene un gran potencial para ser uno de los más grandes consumidores de esta bebida en el mundo.

Actualmente, el consumo per cápita en México es de 240 tazas de café al año, mientras que en países como Estados Unidos o Brasil, es de 560 tazas por persona. Una de los objetivos es hacer que la gente beba dos tazas en vez de una al día.

De acuerdo con Philipp Navratil, vicepresidente de cafés y bebidas de Nestlé México, el esfuerzo en medios digitales no solamente implica comunicar el nuevo acento de la marca, sino que también intenta medir y generar conversaciones más relevantes en las nuevas plataformas.

El involucrar a un público más joven conlleva que los mismos usuarios generen contenido para la marca por medio de medios sociales. Además, se mantiene una comunicación más constante sobre las necesidades de los consumidores.

El objetivo, es convertirse en una de las marcas más amadas dentro de México, para lograrlo, se tiene que generar una conexión con el consumidor y hablarle donde él quiere escuchar el mensaje.

Con la campaña, se espera llegar al 90% de los usuarios activos de Internet en México, los cuales se calcula son más de 60 millones.