Ciudad de México. Nescafé quiere conquistar las calles, debido a que el consumo de café está mostrando un crecimiento más dinámico fuera de casa, expuso Philipp Navratil, vicepresidente de Cafés y Bebidas para Nestlé México.

Según el ejecutivo, actualmente 60% de las tazas de la bebida que se consumen en México son de la versión soluble, mientras que el resto son del aromático en grano.

Y aunque del total del café que se bebe en casa 90% es soluble, en las calles solamente llega a 40 por ciento.

De ahí que, según Navratil, la compañía trabaja para que en los restaurantes y cafeterías se cambie la idea de que el café soluble es de menor calidad que el de grano.

Además, ven una fuerte oportunidad de ganar presencia entre los micronegocios de alimentos que imperan en México.

Destacó que en mercados como África lanzaron un esquema mediante el cual se asociaron con personas que venden café para abastecerlos del producto, por lo que quieren llegar a los comerciantes del país de forma similar, aunque todavía se están definiendo estrategias.

En entrevista, Navratil comentó que al día los mexicanos consumimos 0.7 tazas del aromático, pero “lo ideal sería que fuera una”.

Llegar a esa cantidad es posible, si se considera que en mercados como el europeo el consumo es de tres tazas y en Estados Unidos es más del doble que el de México, según expuso.

Pero la empresa global también quiere posicionar el café soluble premium a través de la máquina de la marca Taster’s Choice, para lo cual invertirá 50 millones de pesos.