Zurich. Nestlé, la mayor compañía mundial de alimentos, invertirá US$1.700 millones en la adquisición del 60% de la firma confitera china Hsu Fu Chi Internacional para incrementar su penetración en aquella economía emergente.

La transacción más grande de Nestlé en China le permitirá alcanzar su meta de que el 45% del total de su facturación por ingresos provenga de las ventas en los mercados emergentes en los próximos 10 años, aunque analistas dijeron que el precio es relativamente alto.

"Ciertamente, no es barato, pero ese es el precio que tiene que pagar para tener acceso a este mercado de alto crecimiento", dijo el analista de Vontobel, Jean-Philippe Bertschy.

"El hecho de que Hsu Chen seguirá al frente de la empresa es también muy positivo, ya que debe estar muy bien comunicado y con una red de distribución bien establecidos", dijo.

Las empresas internacionales se han apresurado a expandirse en los mercados asiáticos, donde el crecimiento económico boyante ha aumentado el poder adquisitivo de los consumidores.

Nestlé pagó cerca de 3,3 veces el valor de las ventas por esta participación en la firma asiática, en contraste con el pago de 2,4 veces del total de las ventas que el grupo estadounidense KraftFoods erogó por la dulcera británica Cadbury.

El acuerdo de Nestlé era relativamente caro en comparación con las ofertas en el sector de la alimentación. Sólo Mars Inc tuvo que poner más en la mesa de Wrigley, en 4,2 veces las ventas en 2008 y Danone de Numico en 4,5 veces en 2007.

El analista de Kepler Capital Markets, Jon Cox, dijo: "El acuerdo tiene un sentido estratégico que, inevitablemente, China se convertirá en el mayor mercado de confitería en el futuro; parece un poco caro en 3,5 veces las ventas a primera vista, pero está pagando por el crecimiento futuro".

El fabricante con sede en Vevey de barras de chocolate KitKat y el café Nescafé reforzó su negocio de lácteos en China a principios de este año cuando al adquirir una participación del 60% en Yinlu Foods Group por una suma no revelada.

"Junto con Yinlu Alimentos y Hsu Fu-chi, Nestlé incrementará sus negocios en China de alrededor de 2,8 millones de francos suizos o US$3.350 millones en 2010 hasta 4 mil 200 millones de francos", dijo el analista de Helvea, Andreas von Arx.

El acuerdo permitirá a Nestlé aumentar su presencia en los mercados emergentes y estar más cerca de alcanzar a sus rivales Danone y Unilever, dijo.

El acceso a la red de distribución global Hsu Fu Chi también fue clave para Nestlé, que ha estado presente en China desde hace más de 20 años, opera 23 fábricas y emplea a 14.000 personas.