Zúrich. El grupo de alimentos Nestlé confirmó sus pronósticos para todo el año, luego de que el crecimiento de sus ventas orgánicas se aceleró a 2,8% en el primer trimestre de 2018, ayudado por una mejora en los volúmenes.    

Nestlé se encuentra entre las empresas de alimentos empaquetados que han tomado medidas -como reducir costos, deshacerse de negocios de bajo rendimiento e incrementar esfuerzos de innovación para crear nuevos productos- después de ver una desaceleración de sus ventas, en momentos en que muchos consumidores prefieren los alimentos frescos.    

El fabricante de las barras de chocolate KitKat y de las sopas Maggi confirmó este jueves su objetivo de aumentar las ventas orgánicas en un rango de 2% a 4% este año y mejorar su margen operativo comercial.

También confirmó que esperaba costos de reestructuración de alrededor de 700 millones de francos suizos (US$723 millones) este año.    

El crecimiento orgánico trimestral de 2,8%, que elimina los cambios de cartera y las fluctuaciones cambiarias, superó la estimación promedio del 2,5% anticipada en un sondeo de Reuters y el 1,9% registrado en el último trimestre de 2017.    

El crecimiento de los volúmenes subió a un 2,6%, desde el 1,2% registrado en el último trimestre de 2017, pero los precios subieron solo un 0,2%, dijo Nestlé en un comunicado.