Bogotá. La transnacional de origen suizo Nestlé ingresará al mercado de la leche líquida en Colombia a través de la comercialización de este formato por medio de su marca Klim.

Según el presidente de Nestlé para Colombia, Ecuador y Venezuela, Manuel Andrés, el objetivo será duplicar el tamaño de sus ventas (de US$1.108 millones) en cinco años y diversificar el portafolio de sus productos.

"Decidimos entrar en el negocio de la leche líquida, gracias a que tenemos productos líquidos en América Latina, Estados Unidos y Europa. Tenemos un know how tecnológico fuerte, marcas muy poderosas", declaró a Portafolio.

Con esta incursión, Nestlé se convirtirá en rival de su competidora Parmalat, y de otras marcas de alcance nacional como Alpina, Alquería, Algarra o Colanta.

Según Andrés, la firma traerá la maquinaria necesaria a sus cuatro fábricas en el territorio.

Según la Asociación Colombiana de Procesadores de la leche (Asoleche), el país es de los con mayores consumos de leche en la región, con un pér cápita de 137 litros, siendo superado por Costa Rica.