Ciudad de Guatemala. Nestlé, la multinacional suiza de alimentos y bebidas, dijo este martes que suspendió las compras de aceite de palma a la guatemalteca Repsa, envuelta en acusaciones de corrupción y denuncias medioambientales.

Reforestadora de Palmas del Petén, S.A. (Repsa), pionera en el cultivo de palma en Guatemala y Centroamérica, fue acusada en 2015 de verter desechos contaminantes en un río guatemalteco, algo que organismos no gubernamentales llamaron un "ecocidio".

Días atrás, la fiscalía del país centroamericano desveló una red de empresas que pagaban sobornos para recuperar su crédito fiscal y Repsa figuraba entre las señaladas.

"Hemos decidido suspender nuestro abastecimiento de aceite de palma de Repsa. Respetaremos los contratos existentes con la compañía, sin embargo, estos no serán renovados y esperamos terminar con los vínculos comerciales a más tardar en septiembre de 2018", dijo Nestlé en un comunicado. 

Nestlé agregó en el documento que trabajó "diligentemente" con Repsa para abordar las "graves" acusaciones en su contra, pero que las denuncias de irregularidades financieras la obligaron a "poner fin" a sus vínculos comerciales.

Reuters se comunicó con los ejecutivos de Repsa pero no obtuvo una respuesta inmediata.

Nestlé agregó en el documento que trabajó "diligentemente" con Repsa para abordar las "graves" acusaciones en su contra, pero que las denuncias de irregularidades financieras la obligaron a "poner fin" a sus vínculos comerciales.

"Es un paso en la decisión correcta y una victoria para todos los activistas que han peleado por años por sacar a la luz las acciones de Repsa", dijo Jeff Conant, director del programa de bosques de la ONG Amigos de la Tierra. "Sin embargo, es frustrante que se necesitaran cargos de corrupción y soborno para que Nestlé rompiera su relación con Repsa".

A fines de diciembre, el operador global de materias primas Cargill también suspendió sus compras de aceite de palma a Repsa tras denuncias medioambientales.