The New York Times Company, la empresa editora del prestigioso diario neoyorquino, anunció que cerró 2011 con pérdidas de US$40 millones, frente a los US$108 millones que ganó en 2010, en un año en que siguió adelante con su transformación digital.

La compañía detalló que entre enero y diciembre perdió 27 centavos por acción, comparado con los 71 centavos por título que ganó en 2010.

The New York Times Company facturó en su último ejercicio fiscal un total de US$2.323,4 millones, el 2,9 % menos que los US$2.393,4 millones que ingresó en el conjunto del ejercicio precedente.

"Seguimos comprometidos con la implementación de nuestra estrategia digital y convertirnos en una organización aún más ágil y competitiva", indicó el presidente y consejero delegado del grupo, Arthur Sulzberger, al presentar las cuentas.

Sulzberger, quien en diciembre reemplazó a Janet Robinson al frente de la empresa mientras se busca un sustituto definitivo, destacó en este sentido la venta de 16 cabeceras regionales al grupo Halifax por US$143 millones.

También explicó que el descenso en el número de suscripciones a las ediciones digitales de los periódicos fue compensado por un notable incremento en la cifra de abonados a contenidos de pago en internet.

La empresa, que también edita otros diarios de prestigio como el International Herald Tribune y The Boston Globe, inició el año pasado un proceso de transformación para recuperar ingresos a través de un sistema de pago para acceder a sus contenidos digitales.

Respecto a los resultados trimestrales, en los que más se fijaban hoy los analistas estadounidenses, la empresa ganó entre octubre y diciembre US$58,9 millones (39 centavos por acción), el 12,2 % menos interanual.

The New York Times Company ingresó en el último trimestre del año US$642,9 millones, un retroceso del 2,8 % respecto a los US$661,6 millones que facturó en el mismo período del ejercicio anterior.

Después de divulgar sus cuentas, las acciones del grupo de medios bajaban el 1,68% dos horas después de la apertura de la bolsa de Nueva York, donde sus títulos han perdido el 29,8% de su valor en los últimos doce meses.