Managua. El gobierno de Nicaragua gestiona ante instituciones y organismos financieros nacionales e internacionales una financiación por US$20 millones para evitar un aumento en la tarifa de energía eléctrica, informó este lunes una fuente oficial.

El estatal Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador del sector, indicó en un comunicado que tienen interés de conocer ofertas para la eventual financiación de la tarifa eléctrica para el consumidor final.

"El monto que eventualmente se financiará es de hasta US$20 millones. La garantía de pago es vía tarifa eléctrica una vez entren en operación las fuentes renovables de energía, abaratando el costo de consumo", anotó la fuente.

El INE explicó que requieren esos fondos debido al "impacto de los altos precios del petróleo", entre ellos el búnker o fuel oil, que es el combustible que se utiliza para la generación de electricidad.

El gobierno que preside Daniel Ortega obtuvo desde 2010 un préstamo con la iniciativa Alianza Bolivariana para las Américas (Alba), impulsada por Venezuela y a la que pertenece Nicaragua, que financia una parte del consumo real de la energía eléctrica.

Desde 2010 hasta lo que va de este año, la Alba ha otorgado a Nicaragua US$153 millones en préstamos para subsidiar la tarifa de energía, incluido US$26,4 millones en el primer semestre de 2012, según datos del INE.

El préstamo otorgado por la Alba permite subsidiar al 80% de los 830.000 clientes de energía eléctrica de Nicaragua, quienes, sin embargo, tendrán que pagar ese crédito en sus recibos cuando el precio del búnker o fuel oil baje de precio o cuando el país dependa menos de la energía térmica, de acuerdo a la información oficial.

Otros 670.000 clientes, que consumen menos de 150 kilovatios hora al mes, que no son afectados con las alzas, mantienen un subsidio en la tarifa de energía eléctrica, para lo cual el Ejecutivo destina una partida presupuestaria anual cercana a los US$70 millones.

Nicaragua consume un promedio de 590 megavatios de energía, de los que entre un 60% y 66% se genera con derivados del petróleo, según cifras oficiales.

El diputado independiente Agustín Jarquín, miembro de la Comisión de Infraestructura del Parlamento, dijo a Efe que el aviso del INE sobre la financiación es "para cumplir con un requisito de Ley" y no descartó lo otorgue la iniciativa Alba.