Managua. Nicaragua cumplió en 2012, la meta de construcción de casas de interés social para familias en extrema pobreza, informó la presidenta del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), Judith Silva.

La funcionaria dijo a la prensa que 2012 se cerró con la construcción de 8.000 casas para familias en extrema pobreza, una meta del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Silva comentó que lo anterior representa un esfuerzo conjunto del Gobierno y el sector privado en restituir el derecho a familias que no pueden pagar un crédito para obtener una vivienda de interés social.

Expresó que se trabajó en diferentes programas de vivienda destinados para familias de extrema pobreza y emergencia. De la misma manera se ejecutó un proyecto de crédito justo y solidario.

Cada vivienda mide 42 metros cuadrados, tiene dos habitaciones, sala comedor y un baño, así como 15 metros de fondo y 10 metros de frente.

La inversión total del proyecto es de US$549.000, con fondos de la Cooperativa Caja-Rural Nacional (Caruna, operadora financiera de la Alianza Boliviariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural.