La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) de Honduras reporta que existe una deuda de US$245 millones de parte del gobierno nicaragüense. El gerente de la estatal, Roberto Martínez Lozano, aseguró que se están agilizando las gestiones de cobranza con el país vecino y recalcó que por ningún motivo se condonará este tiempo de deuda.

"Quisieron deshacerse de esa deuda en el gobierno pasado, pero nosotros no lo vamos a permitir", dijo Lozano.

"La deuda es de US$25 millones solo por energía y US$220 millones en otros conceptos que siempre tienen que ver con el suministro", dijo el funcionario.

Esta deuda se dio a conocer por la estatal a inicios del 2010, sin embargo, hasta la fecha no se ha logrado que Nicaragua amortigüe alguna cantidad. "La deuda es importante y no podemos condonarla", aseguró Lozano.

Y es que las necesidades de la estatal, principalmente para mejorar los sistemas de transmisión, son urgentes, ya que se registran pérdidas que podrían alcanzar los 3.000 millones de lempiras.

Además, la demanda de servicio que tiene la estatal va creciendo día a día, sin contar con el hecho que la cobertura en el área rural es muy poca. Se estima que Honduras tiene una de las coberturas más bajas en la región, de apenas 35% en el área rural.

Honduras tiene como meta aumentar la cobertura para el 2015 en un 80% a nivel nacional, sin embargo, en la actualidad la estatal tiene muchas carencias que afectan a los nuevos usuarios del servicio.