Managua. El gobierno de Nicaragua descartó la construcción de un canal interoceánico en la zona del río San Juan, cerca de la frontera con Costa Rica, informó este jueves una fuente oficial.

El encargado presidencial de las obras de dragado del río San Juan, el ex guerrillero sandinista Edén Pastora, declaró al Canal 12 de la televisión nicaragüense que el ambicioso proyecto canalero no utilizará la ruta del río ubicado cerca de la frontera con Costa Rica.

El canciller costarricense Enrique Castillo dijo hace unos días que Nicaragua no puede construir un canal sin el consentimiento de San José, porque la ribera derecha del río es territorio de Costa Rica.

"Quiero decirle a doña Laura (Chinchilla, presidenta de Costa Rica) que el canal no va a ser por el río San Juan. En el estudio de factibilidad del proyecto se está determinando que la ruta más adecuada no es por el río San Juan", subrayó Pastora.

El funcionario nicaragüense aseguró que el presidente Daniel Ortega anunciará oficialmente el inicio de la obra en el momento adecuado, "pero puedo adelantar, otra vez más, que por el río San Juan no se construirá la obra canalera".

Autoridades costarricenses informaron también que durante la cumbre presidencial del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) celebrada el pasado fin de semana en San José, Ortega afirmó al mandatario estadounidense Barack Obama que Nicaragua construirá el canal interoceánico con la participación de diversos países.

Por su parte, el científico nicaragüense Jaime Incer Barquero, recibió con regocijo la confirmación que el mega proyecto utilizará una de las seis rutas previstas, pero que se ha descartado la zona de la frontera sur.

Barquero dijo que el río San Juan no tiene el caudal, ni la anchura ni la profundidad para soportar barcos de gran calado.

"Es imposible utilizar esa ruta, sería destruir el río", alertó.

El especialista agregó que tampoco las rutas en las cuales se tiene previsto utilizar el Gran Lago de Nicaragua o Lago Cocibolca son factibles, ya que el cuerpo de agua no tiene la profundidad necesaria para acoger barcos de gran calado.