Manila. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) destinará US$450M  durante 2010 para apoyar el desarrollo de la infraestructura vial y energética de Nicaragua, según adelantó el director de la institución, Silvio Conrado.

Citado por El Nuevo Diario de Nicaragua, Conrado asegura que ambos sectores seguirán siendo prioritarios para el organismo, que este año destinó US$150 millones al país centroamericano.

“El BCIE está apoyando a los sectores que el país puso como prioridades y entre esos están el cambio de la matriz de generación energética y la construcción de carreteras, necesarias para desarrollar el país”, dijo Conrado.

Uno de los proyectos más importantes es la hidroeléctrica Tumarín, que implicará una inversión cercana a los US$750 millones, de los cuales US$210 millones serían aportados por el BCIE.

En este ámbito, se encuentra el proyecto energético San Jacinto Tizate, que recibirá US$77 millones, y también está previsto un aporte, cercan a los US$50 millones, para la segunda parte de la planta eólica Amayo II.

En préstamos para infraestructural vial, el director del BCIE comentó que están apoyando la construcción de la carretera San Ramón-Muy Muy, Acoyapa-San Carlos en Los Ramales, y Matagalpa Jinotega.