Managua. Nicaragua se presentará como un destino verde y sostenible en la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB), que abrirá sus puertas esta semana en una edición en la que participan expositores de 188 países, lo que la convierte en la mayor feria mundial del sector.

La delegación del país centroamericano, encabezada por el director de mercadeo y promoción del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Julio Videa, lleva "ofertas turísticas con identidad propia, paisajes escénicos y mostrando la diversidad cultural" a través de danzas folclóricas y música de marimba, dijo una portavoz de esa entidad.

"Nicaragua, en esta oportunidad, participará con un espacio en cuyo diseño se muestra la belleza escénica de la isla de Ometepe", situada en el Gran Lago Cocibolca y reconocida como reserva de la biosfera por la Unesco, indicó en un comunicado el Intur.

El país también ofrecerá artesanías de balsa del río San Juan, fronterizo con Costa Rica; café orgánico del norte; y la información promocional en idioma alemán e inglés, detalló la fuente.

El Intur anunció que en el marco de esa feria, que se realizará hasta el 10 de marzo en Berlín, firmará un acuerdo de colaboración con la Comunidad de Trabajo para Latinoamérica (ARGE), que promociona el turismo en los países latinoamericanos.

Asimismo, este miércoles, organizarán un encuentro en donde presentarán a "Nicaragua Sostenible", al cual están invitados 50 tour operadores.

También, en coordinación con la embajada de Nicaragua en Berlín, realizarán un evento cultural dirigido a la comunidad de "Los amigos de Nicaragua residentes en Alemania".

Nicaragua participa en esa feria acompañada por operadores turísticos de este país que están trabajando con la organización internacional Rainforest Alliance, que promueven la sostenibilidad.

La canciller alemana, Angela Merkel, asistirá a la ceremonia inaugural junto al presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, cuyo país es el invitado de honor.

Un total de 10.086 expositores procedentes de países de todo el mundo ocuparán los 160.000 metros cuadrados con los que cuenta el pabellón de ferias de Berlín.