Tegucigalpa. Las autoridades sanitarias de Nicaragua levantaron la restricción a los cítricos hondureños, especialmente la naranja, que había impuesto desde inicios de septiembre.

Leopoldo Durán, presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), anunció ayer que la medida fue suspendida desde hace dos semanas y que las exportaciones de naranja hacia ese país funcionan con normalidad.

Nicaragua había reportado que la causa de la restricción era la enfermedad llamada Leprosis de los cítricos en los cultivos hondureños.

“La planta extractora de naranjas de Sonaguera, Colón, ya opera desde finales de septiembre”, refirió Durán.

Actualmente el problema que están enfrentando los productores es por las lluvias y el complicado acceso a los campos para sacar los cítricos.

No obstante, dijo que eran situaciones normales a las que se enfrenta en agro durante la época lluviosa.

El comercio de naranjas con Nicaragua genera más de US$15 millones y beneficia a cerca de 8.000 productores del norte del país, principalmente de Colón.