Como una filtración unilateral y sin bases calificó Railroad Development Corporation (RDC) las declaraciones que aseguran la venta de la empresa a un consorcio de compañías coreanas.

Jeong Boo Chung, supuesto representante de Yoochang Construction Company y Hyundai Corporation, afirmó la semana del 16 de mayo que las compañías estaban a punto de cerrar un acuerdo para adquirir a RDC, con sede en Pittsburgh.

RDC posee la licencia por 50 años para la operación del ferrocarril en Guatemala, a través de la empresa Ferrovías Guatemala.

La semana del 16 de mayo, J.B. Chung anunció que el binomio coreano retomaría el abandonado proyecto del ferrocarril que enlazaría a los océanos Pacífico y Atlántico del país, en el cual invertiría US$$2.400 millones.

Mediante un comunicado, RDC rechazó las afirmaciones del vocero. Aceptó que mantuvieron conversaciones intensas con Yoochang -no así con Hyundai- pero que estas no han llegado a buen término.

Juan Pablo Carrasco, representante de Ferrovías Guatemala, dijo al periódico guatemalteco Siglo XXI que desconocen al señor J.B. Chung.

“Se tenía prevista una reunión en Washington con representantes de Yoochang, quienes no asistieron. Esta empresa fue presentada por autoridades de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua) y funcionarios del Gobierno, aduciendo que ellos podían negociar el arbitraje, pero realmente no se ha llegado a una negociación final”, dijo Carrasco.

Carrasco recordó que RDC mantiene un arbitraje contra el gobierno de Guatemala debido a la violación de los términos de concesión, la expropiación indirecta de activos, e interferencias que les llevaron a perder terrenos estratégicos para la construcción del tren.

El proceso está abierto en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas e Inversiones (Ciadi), quien espera resolverlo a más tardar en diciembre 2011.

Según trascendió, Yoochang estaría dispuesta a resolver el arbitraje de RDC contra el gobierno para acelerar el proceso de compraventa.

Por su lado, Hyundai Corporation desmintió la participación en las negociaciones, en una carta que envió a la Agencia de Promoción de Inversión y Comercio de Corea en Guatemala, retomada por el matutino guatemalteco El Periódico.

La firma aclaró que "nunca ha examinado o discutido participar en la reactivación del servicio de ferrocarril en Guatemala ni otros negocios relacionados con el mismo”.

Carolina Castellanos, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham), lamentó la tormenta generada por las declaraciones. Este tipo de noticias generan incertidumbre entre los accionistas de RDC.

“Es irresponsable dar declaraciones y afirmar ciertas negociaciones cuando no son una realidad”, respondió a consultas de Siglo XXI.