Ni los efectos del temido "abismo fiscal" en EE.UU. lograron frenar el buen desempeño de las acciones de Nike durante la sesión del viernes 21 de diciembre, que marcaron un alza de 6%.

¿Cómo? Por su último reporte de ganancias, mejor a lo esperado por analistas, algo no menor para una empresa que había mostrado algunas señales preocupantes en los últimos trimestres, pero que ha logrado revertir -de la mano del negocio y planeta fútbol- lo que inclusive ya le abre positivas perspectivas para 2013 entre los inversores.

Nike había estado mostrando algunas señales de debilidad en los últimos trimestres, principalmente a causa de problemas como los aumentos de costos y la desaceleración en la economía China. Los datos del último reporte mostraron mejoras en estas variables clave, y por lo tanto podrían ser importantes para disipar las dudas de los inversores al respecto de la empresa.

Los márgenes brutos de ganancias - margen de ganancias luego de descontar el costo de la mercadería vendida - son un tema central en negocios como el de Nike, dado que muestran si la empresa tiene o no la capacidad de trasladar las presiones de costos a los precios de sus productos con el paso del tiempo. El margen bruto es un reflejo de la fortaleza de la marca y de la habilidad del management de la empresa para gestionar eficientemente los inventarios.

Nike había estado mostrando algunas señales preocupantes en los trimestres anteriores, pero el reporte de la semana pasada es el segundo consecutivo en el cual se observan márgenes brutos por encima de lo esperado. Esta tendencia de recuperación muestra que la empresa podría estar dejando las dificultades detrás, y encaminarse así hacia una rentabilidad más alta en los próximos trimestres.

La compañía además reportó mejoras en indicadores importantes sobre la marcha del negocio: los pedidos a futuro se incrementaron en un 6% para el trimestre, y las ventas en China, mercado clave en cuanto a las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, mostraron cierta estabilización además de una mayor eficiencia en los niveles de inventario.

La empresa también ha logrado posicionarse estratégicamente en términos de participación de mercado, ganando market share frente a su principal competidor en ese segmento: Adidas. De hecho, durante el último campeonato mundial de fútbol Nike fue sponsor de mayor cantidad de equipos que Adidas, lo cual resulta muy alentador de cara a la copa mundial del 2014 en Brasil.

La empresa ha lanzado nuevos productos de alto valor agregado en los últimos meses, como la línea de productos Flyknit y modelos de calzado de alta gama que tienen un efecto positivo sobre los márgenes de rentabilidad.

Nike y su participación en el fútbol mundial. La firma está reestructurando su negocio al vender marcas menos rentables y expandir su presencia en líneas de negocio como fútbol. Nike anunció recientemente la venta de Umbro a Iconix Brands (ICON) por la suma de US$225 millones, la marca había sido adquirida en el año 2008 por la suma de US$578 millones, pero la transacción resultó mucho más conveniente de lo que podría estimarse en base al precio de esta transacción.

La compra de Umbro fue realizada con el objetivo de ganar mercado en indumentaria para fútbol dado que Umbro tenía en ese entonces una fuerte presencia en ese segmento, especialmente en el continente europeo. Con el correr de los años, Nike fue reemplazando a Umbro por su marca principal en los contratos de patrocinio con los principales equipos. La reciente decisión de venta se basa en que el management de la empresa considera que la marca Nike es a esta altura lo suficientemente fuerte en esa disciplina para no necesitar el aporte de Umbro.

Las ventas de Nike en fútbol se incrementaron de US$1.500 millones en el 2007 a más de US$2.000 mil millones actualmente.

La empresa también ha logrado posicionarse estratégicamente en términos de participación de mercado, ganando market share frente a su principal competidor en ese segmento: Adidas. De hecho, durante el último campeonato mundial de fútbol Nike fue sponsor de mayor cantidad de equipos que Adidas, lo cual resulta muy alentador de cara a la copa mundial del 2014 en Brasil.

La exitosa expansión de la marca en segmentos como fútbol es un reflejo muy positivo sobre la capacidad de su management para innovar y capitalizar oportunidades de crecimiento, especialmente teniendo en cuenta la importancia del fútbol en mercados como Latinoamérica y Asia.

La compañía cuenta con un balance muy sólido y una activa política de distribución de capital. Nike anunció en Septiembre pasado un programa de recompra de acciones por US$8.000 millones. En noviembre, además, incrementó sus dividendos en un 17% frente al año anterior.

Cotizando a un Precio/Ganancias cercano a 17,5 veces los resultados estimados para el próximo año, la valuación se encuentra en línea con los promedios históricos para la empresa. Tenemos un valor objetivo de US$115 frente a un precio actual de US$105 por acción, y recomendamos la colocación de stop loss en la zona de US$100.

2183