Yokohama. El fabricante de autos japonés Nissan Motor Co. Ltd dijo este jueves que invertirá US$1.420 millones (2.600 millones de reales) para construir una nueva fábrica en Brasil, en su intento por triplicar su participación en el mercado local al 2016.

El nuevo centro de producción, que estará en Resende, en el estado de Río de Janeiro, tendrá la capacidad para producir 200.000 vehículos anualmente cuando comience a operar en el 2014, anunció el presidente ejecutivo de Nissan, Carlos Ghosn, en un evento en Río de Janeiro.

Ghosn, quien también lidera la asociación Renault-Nissan, hizo el anuncio un día después de dar a conocer un plan de US$285 millones para expandir la producción de autos del fabricante francés Renault en una fábrica existente en el estado sureño de Paraná.

"Como Nissan ha demostrado en China, Rusia y la India, estamos invirtiendo en las regiones con el mayor potencial de crecimiento", sostuvo Ghosn.

El anuncio tuvo lugar más de un mes después de que el gobierno de Brasil aumentó un impuesto clave a los automóviles que no estén en gran medida ensamblados en Brasil, para proteger a la industria y los empleos.

La ofensiva en Brasil es la más reciente de la estrategia de la sociedad Renault-Nissan para aumentar las ventas y la participación de mercado en los países BRIC de rápido crecimiento (Brasil, Rusia, la India y China).

Ghosn dijo que la nueva planta, la primera fábrica de Nissan en Brasil, creará 2.000 empleos directos y producirá la "plataforma V" de autos de Nissan, incluyendo el modelo compacto March.

Estrategia. Nissan apunta a aumentar su participación de ventas en el competitivo mercado automotor de Brasil a un 5% al 2016, desde un 1,7% este año.

Renault, que actualmente ocupa el quinto lugar entre los fabricantes de autos en Brasil, con un 5% de participación de mercado, busca elevar esa cuota a un 8% en el mismo período.

La ofensiva en Brasil es la más reciente de la estrategia de la sociedad Renault-Nissan para aumentar las ventas y la participación de mercado en los países BRIC de rápido crecimiento (Brasil, Rusia, la India y China).

Nissan vendió casi 37.000 autos y vehículos comerciales livianos en Brasil este año hasta agosto, que se compara con 20.000 unidades comercializadas en los primeros ocho meses del 2010, lo que la convierte en la duodécima automotriz por ventas, según la asociación nacional de concesionarias, Fenabrave.

Nissan lanzó el mes pasado su modelo compacto March en Brasil y planea poner en el mercado el compacto Versa el mes próximo. Ambos son piedras angulares de su estrategia en los países que conforman el grupo BRIC.

Las cuatro automotrices con mayor presencia en Brasil son la italiana Fiat SpA , la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors y Ford Motor Co.

La economía brasileña creció un 7,5% el año pasado y el número de ciudadanos de clase media ha crecido con fuerza en la década pasada, lo que lo ha convertido en un mercado clave para el crecimiento de las grandes automotrices en la medida en que muchas economías desarrolladas se estancan.

Aún así, varias fábricas de autos en Brasil han comenzado a reducir la producción en semanas recientes debido a altos inventarios y a un enfriamiento de la demanda.