Tokio. El fabricante japonés de vehículos Nissan Motor ganó 274.100 millones de yenes (1.966 millones de euros) entre abril y diciembre de 2013, 18,4% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias a su buen ritmo de ventas en mercados clave.

Su beneficio operativo fue de 300.657 millones de yenes (2.157 millones de euros), 9,5% interanual más.

La facturación del fabricante de Yokohama durante los tres primeros trimestres del ejercicio fiscal nipón fue de 7,27 billones de yenes (52.174 millones de euros), 19,7% más.

La caída del yen así como los buenos datos de ventas en dos de sus mercados más importantes, Norteamérica y Japón, fueron clave para el buen rendimiento de la compañía.

La empresa presidida por Carlos Ghosn destacó en un comunicado que espera lanzar en los próximos meses varios modelos nuevos en Japón, Norteamérica, Europa o India y mantuvo intactas sus previsiones de los resultados de todo el año fiscal, que concluye el próximo 31 de marzo en Japón.

De este modo, Nissan prevé un beneficio neto de 355.000 millones de yenes (2.548 millones de euros), 4,1% más comparado con el ejercicio 2012.

Su beneficio operativo sería de 490.000 millones de yenes (3.517 millones de euros), lo que supondría un incremento interanual del 11,7%, gracias a unos ingresos por ventas 10,19 billones de yenes (73.154 euros), 16,6%.