Con el objetivo de fabricar tres modelos de automóviles de bajo costo y comercializarlos en mercados latinoamericanos, Nissan invertirá US$600 millones en México.

Las inversiones se destinarán a las fábricas que tiene la automotriz japonesa en Aguascalientes y Cuernavaca. Esto, fundamentalmente para reemplazar equipos ya existentes en dichas plantas automotrices.

Así, la automotriz japonesa tiene previsto alcanzar una producción anual en México de 300 mil unidades entre los tres nuevos modelos y destinará la totalidad de la producción al mercado latinoamericano. Un 20% se orientará al mercado local y el 80% restante a los demás consumidores de la región.

La compañía pretende beneficiarse de los recientes tratados de libre comercio firmados en la región, logrando de esta forma reducir sus costos. A modo de ejemplo, uno de los modelos a producirse, el Micra rondará los US$10 mil.

Con los nuevos modelos la empresa espera satisfacer una demanda diversificada y proveer a un pujante mercado como el brasileño y demás mercados emergentes del continente. Al mismo tiempo intentará competir en el mercado estadounidense, cada vez más exigente en términos de contaminación.

Con información de Infobae y Expansión.