Con la diversificación que ha logrado Nissan en el otorgamiento de crédito automotriz -incluidos los informales-, la japonesa toma la delantera y afirma que crecerá por arriba del promedio nacional en el 2015, al colocar 28% del financiamiento, contra 24% del mercado; lo que la posiciona como líder automotor en México y abona al boom de ventas internas de los últimos meses, aseveró Andrés de la Parra, director general de NR Finance México y CrediNissan.

Para la compañía automotriz, el sector informal ha jugado y seguirá jugando un papel fundamental, pues hasta el momento ya ocupa 3% de las ventas financiadas en el 2015, tras un año de su arranque, con 5.200 créditos otorgados y otros en evaluación.

La firma líder en el mercado automotriz mexicano tiene la apuesta de crecer 50% el siguiente año, bajo el programa Súbete, que inició su segunda etapa dirigida a la población que no cuente con comprobantes de ingresos, para que pueda acceder a un crédito.

En entrevista con EL Economista, el encargado del financiamiento de Nissan Mexicana afirmó que el programa para los informales ha resultado un éxito para la empresa, al enfocarse en un nicho olvidado, mientras que, a la par, ya atienden al mercado de los autos usados en la frontera norte, a través de financiamiento como una opción de la importación, luego de que se limitó el comercio de unidades chatarras.

Nissan México inició el 2015 con un crecimiento de 21% en el crédito y cerrará este año con aumento de 28%, incentivado por la alianza con Renault e Infiniti, lo que sumará 170.000 créditos otorgados y 500.000 contratos activos. “Vamos acumulando más (...)”, refirió.

Entre las unidades con más demanda por los informales están: la pick up NP300, Xtrail y Versa.

La apuesta de CrediNissan es que el programa Súbete alcance 5% del total de las ventas de la marca en el 2016, que representaría 17,000 unidades financiadas con esquemas de 12 hasta 72 meses, enganche mínimo de 15%, comisión de 2 y 18% de interés.

“Todavía hay mucho por hacer, y continuaremos en la búsqueda de nuevos segmentos de clientes y lanzando ofertas de productos diferenciados para afianzar nuestra posición en el segmento de financiamiento”, apostó de la Parra.

Nissan México inició el 2015 con un crecimiento de 21% en el crédito y cerrará este año con aumento de 28%, incentivado por la alianza con Renault e Infiniti, lo que sumará 170.000 créditos otorgados y 500.000 contratos activos. “Vamos acumulando más (...)”, refirió.

Del negocio en la frontera, para dotar de unidades usadas nacionales a los consumidores de esa región, dijo que se venden autos de hasta 10 años de antigüedad, lo que ha permitido que las automotrices nacionales tengan vitalidad y los consumidores, seguridad, con adecuados esquemas crediticios.