Nissan Mexicana alcanza el mayor volumen de producción con 807.000 vehículos al cierre del año fiscal 2014 (abril 2014-marzo 2015), con incremento de 14% respecto del mismo periodo previo. Este récord coloca a México como el cuarto fabricante más importante de la marca japonesa a nivel mundial, luego de haber invertido US$4.500 millones en los últimos años.

Así lo aseguró Armando Ávila, vicepresidente de Manufactura de Nissan Mexicana en Aguascalientes, planta considerada como la número uno en calidad y eficiencia, ya que produce un vehículo cada 38 segundos por línea de producción.

De visita a las plantas A1 —que ensambla los modelos Sentra, March, Versa y Note—, así como a la nueva A2 —con la producción de Sentra para la exportación a 100%—, el ejecutivo de la automotriz japonesa dijo que México produce 46% (808.000 unidades) de la región del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), encabezado por Estados Unidos con 962.000 autos.

“El NAFTA es el mercado más grande como productor de autos para Nissan y crece al doble de China, Japón y Europa”, expresó Ávila.

Estados Unidos produce 962.000 vehículos para Nissan, seguido por China con 927.00 unidades, Japón con 883.000 y 808.000 autos manufacturados por México, dejando a Europa abajo con 614.000.

El vicepresidente de manufactura presumió que Aguascalientes fue designada por la corporación en Japón para entrenar al personal de Brasil y Estados Unidos, luego de ser la mejor en calidad de ensamble.

De las unidades ensambladas en la región de Norteamérica, 80% se queda en el mercado,en donde se comercializan 46,6% en EU, 32,6% en México, 5% en Canadá y el resto se dirige a Latinoamérica.

El vicepresidente de manufactura presumió que Aguascalientes fue designada por la corporación en Japón para entrenar al personal de Brasil y Estados Unidos, luego de ser la mejor en calidad de ensamble.

Se consolida como potencia. Para el 2017, Infiniti, Mercedes Benz, Audi y Kia en México producirán —en conjunto— más de 50% de lo que actualmente se ensambla en el país por otras marcas, que posicionará a nuestra nación como una potencia automotriz mundial, apostó Armando Ávila.

Comentó que, como industria automotriz, México alcanzará una fabricación de 3,8 millones de unidades en el 2015, pero con los nuevos participantes de lujo aumentará a 4,2 millones de autos hacia el 2017, de los cuales 1 millón serán ensamblados por Nissan Mexicana.