Excelsior.com.mx. Para el verano de 2014, Beiersdorf (NIVEA) tendrá lista su nueva planta en México. Este centro productivo es el más ambicioso construido por la empresa a nivel mundial, aseguró Stefan Heidenreich, CEO de la compañía.

"Nuestra gran planta mexicana estará completada en el verano de 2014” aseguró el directivo y es que en el complejo se invertirán más de US$130 millones y también será un laboratorio regional para el desarrollo de los productos destinados al mercado de Latinoamérica.

“La de México es una planta enorme, un monstruo, que no sólo servirá para América Latina, sino que también servirá a Norteamérica. Es grande, probablemente una de los más grandes que hemos construido en el exterior”, sostuvo.

Por su parte, el director de finanzas de la empresa, Ulrich Schmidt, detalló que la empresa ha incrementado sus inversiones y que “el proyecto más grande que tenemos es en la planta de México”.

De acuerdo con el ejecutivo, la idea es trasladar parte de los volúmenes de producción de Norteamérica hacia dicho centro, además otro de los objetivos es cerrar la planta del Distrito Federal durante la primera mitad del próximo año, para que la nueva unidad la supla.

Heidenreich explicó que la empresa ha buscado descentralizar sus operaciones, es decir, volverse más regional: “Si quiero conquistar India debo tener una planta, tengo que tener un proyecto. No puedo hacer eso con una planta en Hamburgo”.

En conferencia con analistas, sostuvo que también están diferenciando los productos dependiendo del mercado, creando no sólo diferentes cremas, sino también empaques o envases que se adapten a las múltiples necesidades de los compradores.

Así, una parte fundamental para el crecimiento es la innovación en productos, la cual se plantea pensando en los requerimientos de cada mercado.

Según el ejecutivo durante 2013 las ventas en Latinoamérica crecieron 11.4 %, sin embargo, reconoció que la depreciación de algunas monedas en la región sí impactaron en sus resultados.

Comentó que los países con más complicaciones en la región son Argentina y Venezuela, en el primer país debido a la devaluación de 20 por ciento en la moneda, mientras que en el segundo los problemas se deben a la política de ese país.

Actualmente el 18.6 por ciento de las ventas de la compañía provienen de América, 54.6 por ciento de Europa y 26.8 por ciento de África, Asia y Australia.

Solamente las ventas de Latinoamérica representaron en 2013 la cantidad de 616 millones de euros, equivalentes a cerca de 855 millones de dólares.