Helsinki. Nokia, el mayor fabricante de móviles del mundo, amplió su batalla legal de patentes contra Apple para incluir al iPad, profundizando el amargo enfrentamiento entre los dos rivales de teléfonos inteligentes.

Ambas empresas acudieron a los tribunales en octubre del año pasado, cuando Nokia demandó a Apple por usar sus tecnologías patentadas sin pagarle.

La empresa finlandesa ha ido cediendo cuota de mercado y márgenes en los teléfonos inteligentes, y el mes pasado sorprendió a los inversores al retrasar su nueva actualización informática para los móviles, considerada clave en su pelea con Apple.

La estadounidense, por su parte, entró en el mercado de móviles en 2007, pero ha logrado una participación considerable en el mercado de los teléfonos avanzados, que está experimentando un rápido crecimiento y tiene grandes márgenes.

El viernes, Nokia presentó una demanda en un tribunal federal de Wisconsin, alegando que los productos 3G iPhone y iPad de Apple infringen cinco de sus patentes.

"Apple sigue intentando aprovechar un viaje gratis a costa de las patentes de Nokia", dijo un portavoz de la finlandesa.

Las patentes no han sido incluidas en las acciones legales previas de Nokia contra Apple y están relacionadas con tecnologías para la transmisión mejorada de voz y datos, utilizando datos de posicionamiento en aplicaciones e innovaciones en configuraciones de antena que mejoran la gestión y ahorran espacio, dijo Nokia.

"Estas innovaciones de patente son importantes para el éxito de Nokia dado que permiten mejorar la gestión y diseño de productos", agregó.

El analista de Broadpoint AmTech Brian Marchall indicó que la pelea legal le parece "mucho ruido".

"Al final, ambas son empresas ricas en tecnología, con mucha propiedad intelectual, y probablemente ambas están 'tomando prestada' la tecnología de la otra hasta cierto punto", afirmó. "Creo que esto durará años y que ambos acabarán emitiendo licencias extensibles al otro".