La ministra de Industria de Argentina, Débora Giorgi, recibió este jueves a representantes de las firmas IATEC y Nokia, quienes anunciaron que en 2011 van a triplicar la cantidad de teléfonos producidos en este año en el país –de 800.000 a 2,4 millones de unidades- y desarrollar un nuevo modelo de última generación, el N8. Además, la firma va a invertir US$ 1,6 millón y sumar 40 nuevos puestos de trabajo.

“Este 2010 fue el año donde Tierra del Fuego se convirtió en la nave insignia de la industria tecnológica nacional. Gracias a la puesta en vigencia del paquete de medidas destinado a alentar el fortalecimiento de la isla como polo tecnológico, logramos sustitución de importaciones, radicación de empresas, aumento de la producción local y generación de trabajo argentino”, aseguró la ministra de industria, Débora Giorgi.

En julio pasado, la empresa Nokia realizó un acuerdo con IATEC para fabricar teléfonos celulares de gama media y alta en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, luego que a fines de 2009 comenzara a regir una serie de medidas de aliento a la producción tecnológica en la isla.

Así IATEC -que forma parte del Grupo Mirgor que hace más de 26 años que tiene operaciones en la ciudad de Río Grande- fabricó en alianza con Nokia 800.000 unidades en 2010 y planea llegar a las 2,4 millones en 2011, triplicando así su producción de este año. Para alcanzar esta cifra y para desarrollar un nuevo modelo de última generación, que se sumará a los 5 que ya se fabrican en Tierra del Fuego, las firmas invertirán US$ 1,6 millón y sumarán 40 empleados a los 122 que ya tiene.

El sector de electrónica localizado en Tierra del Fuego ya puso en marcha inversiones por un monto mayor a $ 400 millones, tanto en celulares como en otros productos electrónicos tales como pantallas de LCD, reproductores de DVD, decodificadores, equipos de aire acondicionado, entre otros, que implicaron la generación de 1.200 nuevos puestos de trabajo de manera directa y otros 3.000 de forma indirecta.

En cuanto a celulares, se estima que en 2010 se fabricarán en la isla alrededor de 6 millones de teléfonos móviles, lo que equivale a cubrir el 60% del mercado nacional para este tipo de productos.

“Hemos demostrado cabalmente el beneficio que trajo esta iniciativa, no sólo para los industriales sino también para los consumidores: se abarataron los costos y se alcanzaron estándares internacionales de calidad”, afirmó la ministra Débora Giorgi.

En la reunión participaron el gerente general de Nokia Argentina, Mirko Aksentijevic; el director general de Mirgor, Alejandro García Villamil; el gerente comercial de Mirgor y presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Fabio Rozenblum; la manager de relaciones gubernamentales de Nokia, Paula Córdoba, y el gerente de ventas de Nokia, Gustavo Puente.

Acompañó a la ministra el subsecretario de Industria, Javier Rando, el titular de la Dirección de la Pequeña y Mediana Empresa, Evaluación y Promoción Industrial de la cartera, Rafael Vargas y el asesor Maximiliano Petrossi.