Madrid. La ministra de Pesca y de Costas de Noruega, Lisbeth Berg-Hansen, ha manifestado que la "única solución" para mantener los caladeros es imponer medidas contra los descartes (capturas no deseadas de peces que se tiran al mar), tal y como está negociando la Unión Europea (UE).

Berg-Hansen ha afirmado que la UE "va en la dirección correcta" en las discusiones de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC), en cuanto a la lucha contra los descartes, aunque "Noruega desearía que los acuerdos sean más estrictos".

Dentro de esta reforma, los gobiernos de la UE han alcanzado un pacto para reducir el descarte mediante la imposición de que los pescadores descarguen sus capturas en los puertos, mediante un calendario diferenciado según la especie y con más flexibilidad que en las propuestas iniciales.

La ministra de Noruega, que visita España para promover el consumo de productos como el bacalao fresco de temporada o "skrei", se reunirá mañana con el titular español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para hablar precisamente de la reforma de la PPC y los descartes.

"Las negociaciones de la UE van en la dirección correcta, aunque Noruega desearía más ambición, pero lo más importante es que haya acuerdo para evitar los descartes", ha remarcado.

Noruega impuso en los años 80 actuaciones contra esa práctica y según Berg-Hansen, a fecha de hoy "ha alcanzado un nivel de descartes lo más cerca posible del cero".

Preguntada por la preocupación que las medidas contra los descartes suscitan en la flota española, la ministra ha señalado que, cuando se implantaron en Noruega, el sector "comprendió que era lo más inteligente, porque los peces pequeños y medianos que se tiran al agua son pan para hoy y hambre para mañana".

"El mercado español es importante, se consume muchísimo pescado y nos interesa dar a conocer el bacalao fresco", ha añadido la ministra, quien ha recordado que la exportación de este pescado también tiene como objetivo atender a la demanda de la gran cantidad de noruegos que viven en España, ha declarado Lisbeth Berg-Hansen.

España ocupa el puesto número 11 entre los destinos de exportación de los productos pesqueros de Noruega.

Noruega exportó al mercado español unas 7.500 toneladas de bacalao, con un incremento del 43%, en tanto que los envíos de salmón ascendieron a unas 54.000 toneladas