Oslo. El productor de aluminio Norsk Hydro negó el lunes que su refinería brasileña Alunorte haya contaminado aguas locales, contradiciendo los hallazgos efectuados por un grupo de salud pública del país sudamericano.

Citando un estudio interno encargado a la consultora ecológica SGW Services, Hydro dijo que no se hallaron pruebas de escapes en sus depósitos de bauxita o de cualquier impacto ambiental significativo.

La firma noruega indicó que confía en que dos reportes medioambientales relacionados con su labor en Alunorte contribuirán a que pueda volver a obtener permiso para reanudar la producción completa de la planta, afirmó su presidente ejecutivo a Reuters el lunes.

“Esto pone los hechos sobre la mesa y nos da fundamentos para resolver la situación”, comentó Svein Richard Brandtzaeg en la entrevista, agregando que la empresa está embarcada en un “diálogo constructivo” con autoridades locales.

La compañía había admitido previamente que hizo algunos derrames no regulados de aguas no tratadas, algo que calificó como “completamente inaceptable”. Hydro reiteró el lunes que mejorará el tratamiento de aguas de la planta.