San Juan. La farmacéutica suiza Novartis AG cerrará su planta de manufactura en Puerto Rico, que emplea a 270 personas y está operativa desde 1975, aunque lo hará por etapas, pera concluir el proceso dentro de cuatro años.

Según detalla en un comunicado, el cierre de la planta, en la localidad de Humacao, al este de la isla caribeña, habrá concluido al comienzo de 2019. Parte de la producción se la llevará al estado de Nebraska, mientras que otra será transferida a diferentes compañías del sector con presencia local.

La farmacéutica está inmersa en un proceso de integración de la unidad de oncología de la británica GlaxoSmithKline (GSK) y de la reestructuración de sus respectivos negocios, después de que el pasado abril ambas compañías anunciaran un acuerdo de intercambio de activos valorado en US$16.000 millones.

Puerto Rico es uno de los mayores productores mundiales de medicamentos y material relacionado, aunque en los últimos años la presencia de las compañías del sector se está viendo reducida, pese a los esfuerzos de la Administración por mantenerlas a través de la oferta de importantes incentivos fiscales.

De hecho, el gobierno de Puerto Rico, que tuvo conocimiento de esta decisión hace días, asegura haber iniciado los trámite para buscar alguna compañía que esté interesada en operar las instalaciones que dejará Novartis.