Zurich. La farmacéutica suiza Novartis AG recortará 2.000 puestos de trabajo en Suiza y Estados Unidos con el objetivo de ahorrar más de US$200 millones al año frente a las crecientes presiones de precios y un franco suizo sólido.

Las medidas, que afectarán al 1,7% de su fuerza laboral, serán llevadas a cabo durante los próximos tres a cinco años e incluirán los cierres de dos instalaciones en Suiza y uno en Italia.

Novartis dijo que reduciría y tercerizaría actividades como investigación técnica y desarrollo, administración de datos, vigilancia de pruebas clínicas, seguridad de medicamentos y epidemiología y asuntos regulatorios.

Novartis espera asumir un cargo por reestructuración de unos US$300 millones en el cuarto trimestre.

La fortaleza del franco suizo ha elevado el costo de hacer negocios en Suiza, y tanto Roche como Novartis están buscando vías para bajar sus costos en el país al tercerizar los elementos de sus negocios que menos dependen de las materias primas a centros más económicos.

Las ganancias por papel de Novartis en el tercer trimestre subieron a US$1,45, en buena parte en línea con la estimación promedio de US$1,46 obtenida en un sondeo de Reuters.