Sao Paulo. La Policía Federal (PF) desencadenó este jueves la 52ª fase de la operación Lava Jato, con dos órdenes de arresto y nueve de búsqueda y aprehensión, en investigación sobre sospechosos de fraudes en contratos de Petroquisa, antigua subsidiaria de Petrobras, Odebrecht, informó la PF.

De acuerdo con la PF, el esquema criminal revelado por la Lava Chorro de fraudes en contratos de Petrobras con contratistas por medio del pago de propina se repitió también en subsidiarias de la petrolera estatal, como en el caso de Petroquisa.

"Las informaciones y pruebas reunidas hasta el momento demuestran que el Grupo Odebrecht fue favorecido en la obtención de contratos a cambio de transferencias de recursos a funcionarios de la empresa, ya sea a través de la entrega de valores en especie, ya sea a través de remesas a cuentas bancarias establecidas en el exterior ", dijo la PF en una nota.

"Las contrataciones se dirigían con el establecimiento de parámetros que sólo podrían ser atendidos por empresas del Grupo Odebrecht", agregó la PF, que cumplió órdenes en Río de Janeiro, Recife y Timbaúba (PE).

Las medidas se refieren a la investigación de crímenes de corrupción y lavado de dinero que involucra al ex director de Petroquisa, Djalma Rodrigues de Souza y familiares, de acuerdo con la fuerza de tarea de la Lava Jato del Ministerio Público Federal.

Las medidas se refieren a la investigación de crímenes de corrupción y lavado de dinero que involucra al ex director de Petroquisa, Djalma Rodrigues de Souza y familiares, de acuerdo con la fuerza de tarea de la Lava Jato del Ministerio Público Federal.

Según el MPF, el ex gerente interfirió de manera inapropiada mientras estaba en Petroquisa en favor de empresas administradas por sus familiares para que fueran beneficiadas en contratos públicos. No fue posible localizar representantes de Djalma Rodrigues de Souza.

Petroquisa fue la primera subsidiaria constituida por Petrobras en 1967 para articular los sectores estatal y privado en la implementación de la industria petroquímica brasileña, pero acabó siendo incorporada por la estatal en 2012, de acuerdo con informaciones de Petrobras.

En octubre del año pasado la PF ya había cumplido mandos de prisión, conducción coercitiva y búsqueda y aprehensión en Río y en Recife en el marco de la investigación de contratos cerrados por Odebrecht con Petroquisa.

Según los investigadores, funcionarios de alto rango de la estatal recibieron pagos entre 2008 y 2014, al menos, totalizando el equivalente a más de 32,5 millones de reales (US$8,66 millones) sólo en el exterior.

Odebrecht firmó en diciembre de 2016 un acuerdo de lencería con la fuerza de tarea de Lava Jato, en la que admitió participación en prácticas empresariales impropias y aceptó pagar multa multimillonaria, y decenas de ejecutivos y ex ejecutivos de la empresa revelaron casos de corrupción involucrando obras públicas en varios Estados brasileños e incluso en otros países de América Latina.

En la operación en octubre sobre Petroquisa, Odebrecht afirmó, en nota, que la "calidad y la eficacia de la colaboración de la empresa vienen siendo confirmadas día a día", y que la empresa continúa colaborando con las investigaciones y está comprometida en combatir y no tolerar más cualquier forma de corrupción.