Panamá. Un nuevo cese nacional de labores apoyado por los panameños Sindicato Unico de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) y Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) afectó hoy el proyecto de ampliación del Canal de Panamá, que lleva 95% de avance, reconoció el consorcio a cargo de la nueva estructura.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), responsable de la construcción del tercer juego de esclusas del proyecto, reportó la situación al hacer un balance sobre la incidencia del paro por 24 horas convocado previamente, con el apoyo de organizaciones indígenas, con el propósito según el Suntracs de llamar la atención ante la falta de atención del Estado.

Según Genaro López, dirigente del Suntracs, no se ha encontrado hasta el momento repuesta en cuanto a la falta de agua potable, por las -supuestas- existencia de una justicia selectiva, falta de libertad sindical y de justicia en el caso de las muertes de los trabajadores Al Iromi Smith y Osvaldo Lorenzo.

GUPC, que integran las empresas Sacyr Vallehermoso (España), Salini-Impregilo (Italia), Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana S. A. (Cusa/Panamá), reconoció en un breve comunicado que la huelga mantiene paralizada las labores productivas en el proyecto del tercer juego de esclusas del Canal.

El consocio señaló enseguida que la situación -que ha incluido el cierre de diferentes vías en el país- escapa de la responsabilidad y control del consorcio, y que una vez se suspenda este llamado a huelga nacional por parte del Suntracs será necesario retomar progresivamente el ritmo de los trabajos en la obra.

Cada día de atraso en la obra tiene un impacto de aproximadamente un millón de dólares en pérdidas para el Canal de Panamá, destacó por su parte la página web del periódico panameño La Prensa, citando fuentes de la administración de la vía.

La administración había expresado la expectativa de que las obras del proyecto de ampliación, y que llevan cerca de un año de atraso, concluyan en los primeros meses de 2016.